Recetas

Tostadas Saludables

Si sois amantes de las tostadas de todo tipo, ya sea por la mañana o para merendar, hoy os traigo cuatro ideas para que os preparéis unos desayunos y snacks rápidos, sanos y deliciosos.

Lo más importante que hay que tener en cuenta para preparar unas buenas tostadas es elegir correctamente el pan. Siempre tenéis que buscar un pan integral, cuanto más natural mejor. Una opción fácil es el pan tipo alemán, que ahora se encuentra en casi todos los supermercados. Al principio igual os resulta extraño su sabor, pero a mí me ha enganchado. Además, si lo tostáis un poquito adquiere una textura riquísima. Y también podéis ir a la una buena panadería, que preparen pan integral (de verdad, que no os engañen), y pedir que lo corten en rebanadas. Un truquito para que os dure más tiempo sin estropearse es que lo guardéis congelado. Por la mañana, directamente en la tostadora, os quedará como recién hecho.

Y ahora que ya sabemos escoger un buen pan, ¡vamos con esas tostadas!

Opción 1: Tostadas con crema de cacahuete y fruta

Para preparar estas tostadas solo necesitáis una buena crema de cacahuete, es decir, cuyos ingredientes sean únicamente cacahuetes. Tras untarla en nuestro pan, se ponen encima frutas variadas y ya está listo, ¡así de fácil! Mis combinaciones favoritas son kiwi, plátano, arándanos y fresas, pero podéis probar las que más os gusten. Contármelo en los comentarios para darme nuevas ideas, ¡me encantaría!

En esta foto añadí, además, unas láminas de coco.
En este caso, nibs de cacao, que le dan un toque riquísimo.

Opción 2: Tostadas con aguacate y tomate

La siguiente opción es estupenda para cuando nos apetece algo salado. Yo siempre recurro al aguacate, ¡me apasiona! Para preparar estas tostadas solamente hay que untar el aguacate encima del pan, acompañarlo de especias (cilantro, sal) y aceite de oliva virgen extra. ¡Un buen tomate por encima le queda de maravilla!

Opción 3: Tostadas con crema de cacao puro y fruta

¿A quién no se le antoja el chocolate muy a menudo? Puesto que las cremas de cacao que encontramos en los supermercados se alejan mucho de ser saludables, podemos preparar las nuestras en casa de una forma muy sencilla: mezclando cacao puro en polvo con agua o leche vegetal. La clave es ir añadiendo el líquido poco a poco mientras removemos bien con una cucharita hasta obtener la textura que más nos guste, ¡y ya lo tenemos!

En esta foto añadí plátano, anacardos y semillas molidas. ¡Riquísimo!

Opción 4: Tostadas con queso y fruta

¿Habéis probado a combinar el queso con distintas frutas? Para mi gusto hacen una pareja estupenda. El queso fresco batido, requesón o tipo cottage se untan muy bien sobre el pan, y de esta manera podemos preparar unas tostadas diferentes para chuparse los dedos.

Con higos y nibs de cacao, ¡quedaron deliciosas!

¿Os han gustado estas ideas? Me encantaría que me dejaseis en comentarios cuál es vuestra favorita, si es que podéis elegir (a mí me cuesta muchísimo decantarme solo por una). Yo uso mucho las tostadas en desayunos, meriendas y almuerzos después de entrenar. ¡Nos vemos pronto con nuevas ideas de recetas fáciles, sanas y ricas! ¡Gracias siempre!

Ya sabéis que en instagram publico ideas muy a menudo, ¡seguidme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *