Recetas

Tortitas de avena

Hoy os traigo una receta para esos días en los que queremos un desayuno especial sin dejar de lado el buscar algo saludable. Estas tortitas de avena están buenísimas y se cocinan en un momentito. Cuando las prepares y veas lo fácil que es desayunar así de rico, y sano, te quedarás a cuadros y ¡no podrás dejar de prepararlas!

INGREDIENTES

  • 200mL de clara de huevo o 1 huevo + 4 claras
  • 30-45g de avena. Sirve en copos o en harina, pues como verás más adelante, vamos a triturarlo todo. En cuanto a las cantidades, la masa queda bien con ese rango de avena. Cuanta más avena pongas, tendrás que añadir un poco más de leche para que no quede una mezcla demasiado densa.
  • Un chorrito de leche (vegetal o la que prefieras)
  • ¡Sabor! Para ello puedes elegir lo que más te guste, como una cucharada de cacao puro en polvo o, por ejemplo, canela.

  • Opcional: puedes añadir una cucharada de semillas de chia o de lino, y aportarás un plus de nutrientes a tu plato.

PREPARACIÓN

  • Mezclarlo todo bien con una batidora. No deben quedar grumos de harina de avena. Si usas copos de avena en lugar de harina, asegúrate de que se trituran bien. Como hemos comentado, añade la cantidad de leche al gusto para conseguir una mezcla manejable. Por poner un ejemplo, tiene que ser un poco más espesa que una crema de verduras. 
  • Ir vertiendo la masa en una sartén ANTIADHERENTE. Es muy importante que sea antiadherente y lo mejor es que consigas una de un diámetro del que quieras preparar tus tortitas, porque así ¡conseguirás la forma redonda perfecta!. Vierte la cantidad de masa que desees para hacer tu tortita, según te gusten finas o gorditas.
  • Utiliza fuego medio-bajo
  • Cuando veas que la masa empieza a cuajar y puedes separarla de la sartén, dale la vuelta a tu tortita y deja que se haga por el otro lado.
  • ¡Repite hasta preparar todas las tortitas!

LISTO PARA COMER

Un desayuno estupendo solo necesita que añadas a tus tortitas un poco de color, y eso lo conseguimos principalmente con algo que no puede faltar en nuestra dieta de cada día: la fruta. Añade la que más te guste cortándola en trocitos por encima de las tortitas.

¿Qué más podemos hacer para lograr un plato delicioso? A continuación te dejo varias opciones:

  • Crema de frutos secos: cacahuete, avellana, almendra… Hoy en día puedes encontrar muchas diferentes. Lo único que tienes que tener en cuenta es que deben ser de calidad. ¿Cómo lo sabemos? Fíjate en la lista de ingredientes, debe contener únicamente ese fruto seco. Por ejemplo: 100% cacahuetes tostados. ¡Nada más!
  • Sirope de cacao puro casero: ¿a quién no le gusta el chocolate? Mezcla un poco de cacao puro en polvo con agua o leche, remueve hasta obtener una mezcla y vierte tu sirope saludable por encima de las tortitas. ¡Delicioso!
  • Otros caprichitos: puedes dar un toque “crunchy” espolvoreando un poco de coco laminado, nibs de cacao, fruta deshidratada o frutos secos triturados… ¡Hay mil opciones! ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!

Elije la que más te guste o una combinación de varias y… ¡listo! 

Para terminar os quiero dejar un truquito para que podáis hacer del cocinado de tortitas algo muy eficiente que os ahorre tiempo de otros días y os permita disfrutar de este desayuno sin tener que dedicarle un buen rato cada mañana. Ese truquito consiste en… ¡congelar tus tortitas! Sí, sí, has leído bien. ¿Cómo lo hacemos?

  • Calcula las cantidades para todas las raciones que quieras preparar. Simplemente tienes que multiplicar los ingredientes por la cantidad de desayunos que quieres dejar listos en tu congelador.
  • Haz todas las tortitas en la sartén.
  • Déjalas enfriar en tu cocina.
  • Guarda las raciones en tuppers
  • Congela los tuppers, recuerda hacerlo solo cuando las tortitas se hayan enfriado, pues de lo contrario se formarán cristalitos de hielo.
  • Cuando decidas que quieres tomarlas de desayuno, acuérdate la noche anterior y  saca las tortitas del congelador. Déjalas a temperatura ambiente toda la noche (en verano, si hace demasiado calor, tras un ratito fuera es mejor que las conserves en la nevera hasta la mañana siguiente). 
  • Por la mañana, coge tus tortitas y caliéntalas 1 minutito en el microondas
  • ¡Disfruta de unas tortitas como recién hechas!

Espero que os haya gustado tantísimo como a mí y que, cuando las probéis, me etiquetéis en vuestras fotos, ¡me hace mucha ilusión! Ah, y no olvidéis dejarme en los comentarios con qué elegís acompañar vuestras tortitas y ¡así reunimos ideas para nuestros desayunos!

 

Abajo os dejo un descargable de la receta para que la podáis tener siempre a mano.

 

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *